dioses-de-la-cultura-chavin

Dioses de la Cultura Chavín

Los dioses de la cultura chavín es uno de los temas más interesantes acerca de las manifestaciones religiosas de esta cultura.

La civilización Chavín, situada en el Valle de Mosna, se caracterizaba por ser politeísta, es decir, su religión se basaba en la creencia de varios dioses. Para los pobladores esta fe era de relevancia, es así como lo manifestaban en sus manifestaciones artísticas. Existieron algunos dioses que destacaron como los principales. ¿Quieres saber de ellos? Entérate aquí.

¿Cuáles son los dioses de la Cultura Chavín?

Dios Felino o Dios de los Báculos

También llamado “Dios de los báculos”, es considerado como la fuerza que unifica todas las culturas andinas en el curso de su desarrollo histórico, para la época fue la versión más arcaica de lo que se conocería después como el Dios Wiracocha, que lo podemos encontrar en la famosa Estela de Raimondi.

Dios Jaguar

Se trata de la divinidad suprema de Chavín de Huantar, el lanzón es una escultura tallada en granito que representa a un hombre erguido, con manos y pies en forma de garras, sus cabellos y cejas son como serpientes. Posee grandes colmillos. Algunos arqueólogos lo llaman también “el dios sonriente” o la “gran imagen”.

Dios Hermafrodita

Considerada una de las divinidades más importantes en el panteón de Chavín de Huantar. El Obelisco Tello representa los dos perfiles de una monstruosa criatura con rasgos de caimán. Salen de su cuerpo una serie de plantas, por eso se piensa que esta divinidad tiene cierta vinculación con la agricultura. Un dato más es que mide 2.52 metros de altura y 32 centímetros de ancho.

Dios Wiracocha o Dios Sol

Llamada también “dios de 2 caras”, la Estela de Raimondi tiene un tallado en plano de relieve en una sola de sus caras. Esta representa a un dios con rasgos felinos con los brazos extendidos sosteniendo en cada mano una vara o báculo.

dios-wiracocha
Dios Wiracocha / Viracocha / Dios Sol

¿Qué conexión existía con los dioses de la cultura chavín?

Quizás te preguntes cómo es que ellos podrían haber sido capaces de establecer una conexión con ellos, Bueno, la verdad esto se dio gracias a las sustancias alucinógenas. Los sacerdotes chavín consumían el cactus de San Pedro Ayahuasca, una planta que tenía un carácter sagrado pues se creía que había sido creado por los dioses para que los hombres puedan encontrar el camino para dirigirse hacia ellos, alcanzando de esta manera, un estado de trance con el objetivo de entrar en conexión con los dioses.

Esto se confirmó debido a unas imágenes que muestran un dios con el cactus en la mano. Gracias al uso de las sustancias alucinógenas los sacerdotes lograron que el pueblo los logre ver como seres superiores.